Lanzamiento “Materiales (de)Construcción”.

En Nadar Ediciones nos alegra sumar este nuevo título a la colección Horizontes de sentido. El primer título de esta colección surgió entre discusiones sobre la obra del filósofo Miguel Abensour, dando origen a Crítica, utopía y política en 2014, libro que, como Materiales (de)Construcción, nació gracias al esfuerzo colectivo y al interés por aunar discusiones y perspectivas en torno a otras formas de imaginar lo político.

Sin embargo, es cierto que cada libro responde a su momento y, de algún modo, queda inscrito como una huella del instante que convocó su publicación. De ahí que el ímpetu por trabajar durante los últimos meses en este proyecto resultó ser una experiencia singular dentro de esta práctica que llevamos a cabo como editorial. Nadar Ediciones, para ser más precisos, es un proyecto plural con intenciones sociales claras. Procuramos resguardar nuestra autonomía y mantener la orientación editorial bajo un enfoque que implique diálogo y colaboración, discusión y encuentro. En otras palabras, que acorde al hecho mismo de publicar una obra, podamos expandir filamentos múltiples de expresión y pensamiento crítico. Para nosotros hacer libros es más que oficio, es más bien una inmersión en el mundo de las palabras donde se deviene en objetos que circulan en direcciones impensadas.

En tal sentido, Materiales (de)Construcción apareció en la encrucijada misma del quiebre neoliberal. Esto significó no solamente repensar ciertos escorzos del libro, sino también comprender la urgencia de éste, sobre todo cuando se trata de una obra que se articula como un circuito de ideas y proyecciones que recorren espacios diversos del mundo social. Este libro-circuito es tanto crítica como propuesta, contraposición e intención. Ya sea porque la multiplicidad de sus autores se traduce en estilos distintos para presentar conceptos y desarrollos teóricos, o porque el ejercicio disciplinar se disloca en encuentros que entremezclan ópticas buscando las complejidades que conforman esta realidad desbordante.

Por ello, que este libro haya sido desarrollado entre las revueltas que comenzaron en octubre hasta la emergencia sanitaria provocada por el covid-19, lo sitúa entre dilemas y disyuntivas que provocan en su circuito de escritos una serie de aperturas y quiebres que lo transforman en un dispositivo de pensamiento que orienta la intervención social hacia regiones inexploradas, ocultas por perspectivas sesgadas por una institucionalidad cooptada por macro intereses, o solapadas por urdimbres conceptuales que sencillamente se ajustan a determinados imaginarios.

Ya en su presentación los editores plantean esta apertura disciplinar y política. Titulada “Crítica, política e intervención en los intersticios de las soberanías disciplinares”, en ella se establecen las premisas que impulsan la publicación y divulgación de esta obra en función de los desafíos conceptuales y analíticos implicados en los procesos sociales y políticos que caracterizan el actual estado de cosas bajo el neoliberalismo. Desde este ángulo, el libro se posiciona, por un lado, como ejercicio intelectual, crítico y colectivo, que busca complejizar y matizar tanto las variantes institucionales y comunitarias como los modos de subjetivación que en el contexto neoliberal se han desenvuelto mediante técnicas de disciplinamiento y control, y, por otro lado, como proyección de otros horizontes conceptuales que desmonten el andamiaje neoliberal, abriendo de tal forma la posibilidad de desarrollos amplios y creativos en torno nociones como institucionalidad, identidad y comunidad. Este gesto crítico y propositivo se instala desde la intervención social, articulando de tal forma un eje de análisis que no solo problematiza los constructos que ha forjado la división social bajo el alero neoliberal, sino también los alcances disciplinarios que distinguen el significado mismo de una intervención social, sobre todo en los aspectos vinculados a prácticas que reflexionan y actúan en los campos de la justicia y la desigualdad.

En este sentido, nos encontramos ante una obra íntegra en sus propósitos y dispuesta a convertirse en artefacto crítico, con posibilidad de alcanzar tanto a estudiantes, investigadores y académicos vinculados a las áreas disciplinares desarrolladas en el libro, como a lectores de toda índole, interesados en comprender marcos conceptuales que funcionen como dispositivos analíticos en un contexto donde territorios y subjetividades se han fragmentado bajo el paso de la racionalidad neoliberal.

Si bien originalmente pensamos en este título en concordancia al plebiscito constituyente de abril, ahora comienza a circular la primera semana de un invierno que es ciertamente aciago, pero que no por ello carece de perspectivas de transformación y resistencia, de nociones post-neoliberales, de la esperanza entre las ruinas, de la crítica y de la locura, de líneas de fuga y la desterritorializaciones. En otros términos, que ante un mundo que parece cerrado, generamos una apertura inaudita y bárbara, como diría Miguel Abensour, cuya urdimbre nos interpela al hecho fehaciente de que todo puede cambiar y que en dicha mutación estamos inmersos como actores y como potencia colectiva.

Por estos motivos, celebramos también la realización del venidero coloquio en torno al libro, pues ahí es donde reconocemos los efectos de la edición en tiempos pandémicos.

Puntos de distribución: La Komuna, ISSUU, FRANIX por IG.